Blog de Javier Armas

Cantor que canta es pájaro

By

Gato paralelo

Hace días que alucino la insinuación de un gato. Lo había visto pasear junto al escritorio. Casi vi de frente su contorno burbuja en el librero. Hasta el hedor de sus heces se siente inexplicablemente

By

A Joaquín, a Yuriria

Cada uno tenemos una responsabilidad para conducirnos civil y pacíficamente. El color y grado depende de nuestro poder, educación y recursos de expresión. Los señores Krauze, Arreola, Alemán, Marín, insultan sin improperios: tiene más recursos (en el caso de Enrique) o tribunas intocables. La gente sin esa tribuna, poder o recursos para conducirse agreden de otra manera más colorida. No vale decir ‘el que se lleva se aguanta’ porque coartaría de forma práctica la libertad de expresión, pero si cabe decirles que dejen de azuzar y sean más responsables de su tribuna o poder.

By

En medio de la algarabía, un niño en la calle, en medio de Madero, a la mitad de todos

La tarde había sido música y entusiasmo, más música que otra cosa. Salíamos del zócalo por Madero y seguía la música. Era de noche, muy noche. No se sentía frío si venías de buenas o si habías ido a la buena. Un niño no está de buenas cuando está a fuerzas, cuando toca el acordeón a huevo, cuando finge que no es esclavo y que sigue siendo niño.

AMLO - Cierre de campaña 2012 207

By

#YoSoy132. Plancha del Zócalo. Marcha del silencio. 30 de junio

Habían empuñado el silencio luego de manifestarse frente a Televisa. Marchamos silentes y emocionados por San Juan de Letrán (Ay San Juan de Letrán diría Rita Guerrero). Luego el contingente llegó al zócalo lleno de luces. Dentro de algunas horas todos saldríamos a votar. La única esperanza que teníamos -estaba claro- la iluminabamos nosotros.

El 30 de junio de 2012, horas antes de la jornada electoral, #YoSoy132 hizo una marcha de Tlatelolco (lugar mítico de la lucha social por matanza de jóvenes en 1968) a Televisa y de ahí al Zócalo Capitalino. No es la primera marcha del silencio pero sí una de las más emotivas.

By

Te sangra la boca, tú te lo buscaste

Un muchacho puede ser tan idealista o tan pendejo como para pararse con una pancarta ajena en un evento de Enrique Peña Nieto. ¿Eso merece violencia? ¿Quién se merece que la turba embrutecida aplauda el que te sangre el hocico porque te pusieron en tu madre? ¿El contrario no aspira a semejante? ‘Te sangra la boca porque entre los 4 te golpeamos. Merecido te lo tienes.’ Irapuato, Cuernavaca, Córdova, Cuautla, metro Revolución; no importa dónde se genere la violencia: ¡que en ningún lado sea justificable! Nadie se lo buscó. ‘¿Cuántas costillas mereces que te rompa por ser joven y baboso?’ ¿Y cuántas por pensar distinto? ¿Cuántas por gritar ‘YoSoy132′?